La temporada de lluvias está muy cerca y las primeras no tardan en caer. Entre los meses de mayo y noviembre se presentan los mayores volúmenes de precipitación en el centro del país.

Es relajante disfrutar la lluvia desde la comodidad y calor del hogar; sin embargo, a veces nos juega en contra cuando nuestra casa no está en óptimas condiciones y la humedad y goteras se hacen presentes ocasionando una serie de problemas que ponen en riesgo nuestra salud y nuestro patrimonio. Es ahí donde pensamos en impermeabilizar, pero ¿cuáles son las ventajas de hacerlo?

Impermeabilizar consiste en dar tratamiento a las superficies de una construcción con el objetivo de evitar la absorción o penetración de agua mediante la aplicación de químicos o revestimientos especialmente diseñados para ello. Debemos reflexionar en que la impermeabilización no es un gasto, es una inversión ya que evita desde la aparición de plagas, moho,hasta deterioros constructivos.

Algunos de los daños que el agua puede generar están:

  • Deterioro en las fachadas.
  • Debilitamiento de losas de concreto armado, trabes, etc.
  • Formación de “burbujas” en la pintura.
  • Formación de salitre en los muros.
  • Desprendimiento de acabados como pastas y yesos.

Mantener nuestro hogar seco y protegido requiere la asesoría de personal capacitado y profesional que nos pueda orientar sobre el sistema impermeable idóneo para el problema que presenta nuestra construcción. Si bien existen productos y sistemas que no requieren mano de obra especializada y que podemos aplicar por nuestra cuenta, siempre es importante la sugerencia de los expertos para que nuestra inversión esté bien enfocada y sea duradera.

Entre los sistemas de impermeabilización más comunes están:

La elección del sistema debe considerar, además de lo ya indicado, aspectos técnicos y económicos, como pueden ser el presupuesto destinado, la garantía en años que buscas, el tiempo para su ejecución, el mantenimiento, el tipo de losas, etc.

No esperes, ¡gánale a las lluvias! Debemos actuar a tiempo, pues recuerda que con lluvias cualquier trabajo de impermeabilización se complica y los resultados pueden verse comprometidos.

Así que ya sabes, los beneficios de impermeabilizar son muchos, cuidas de tu familia y das valor a tu patrimonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *